El Análisis de las Relaciones Internacionales. Parte I

Vuelve a ser viernes y nos volvemos a encontrar con un nuevo artículo para Políticamente Correcto. Esta vez, tenemos delante artículo que nos ocupará esta semana y la que viene. En esta ocasión no hablaremos de ningún tema de candente actualidad ni un fenómeno momentáneo. Esta vez nos vamos a las raíces teóricas y mostraremos un cursillo breve sobre el análisis de las Relaciones Internacionales.

En esta primera entrega, mostraremos los orígenes de la disciplina a nivel histórico y a nivel filosófico-teórico. A parte, explicaremos las corrientes más usadas a la hora de explicar los fenómenos internacionales y las herramientas científicas usadas para analizar las actitudes internacionales.

Para la Segunda entrega de la próxima semana trabajaremos con los elementos que conforman el Sistema Internacional y la Sociedad Internacional así como los actores internacionales y los métodos de comunicación que tienen entre ellos. No hemos querido juntar las dos partes para facilitar la lectura y que no se hiciera extremadamente pesada y densa.

Si empezamos por los orígenes debemos marcarlos en una época relativamente cercana en el tiempo. El surgimiento de las Relaciones Internacionales como disciplina está extremadamente ligado con el fin de la 2ª Guerra Mundial y el desgaste que comportó. Realmente lo que provocó la 2ª gran guerra fue su desarrollo ya que la actividad empezó a desarrollarse justo al fin de la primera en 1919.

Siendo; la primera gran guerra de masas; un fracaso de la diplomacia secreta clásica; la primer con nuevas potencias con distintos valores; la culpable de consecuencias económicas posteriores como el crack del 29 y a esto añadiéndole la aparición de la corriente de pensamiento idealista acabo por traer al mundo una nueva disciplina. Esta con origen claramente anglosajón fue claramente explicitada en el tratado de Versalles y la fundación de la sociedad de Naciones (1919), con la figura de Woodrow Wilson (1856-1924) como máximo exponente.

Las RR.II surgieron en base a dos disciplinas anteriores como son la Historia económica, que estudiaba las relaciones entre los estados en el sistema Westfaliano y el derecho internacional. A partir de estas dos disciplinas y lo comentado en el anterior parágrafo surgió una disciplina autónoma e interdisciplinar y en constante evolución.

Este es claramente el surgimiento de la disciplina, pero antes de entrar en las corrientes clásicas del pensamiento querría exponer otra idea que acabo siendo clave en la estructuración del sistema internacional actual. Hasta 1919 la guerra había sido una actividad gremial. Los soldados hacían la guerra así como los panaderos hacían el pan. El problema vino dado con el surgimiento de armamento de mediano alcance, las nuevas estrategias de guerra así como la aplicación de las más altas tecnologías al servicio de la doctrina militar que acabaron con la guerra clásica entre ejércitos para convertirse en una guerra de todos contra todos afectando gravemente a la sociedad civil. Antes de la 1ª Guerra Mundial la paz era vista como esos momentos que había entre dos guerras. Lo que realmente provocó la Gran Guerra fue que el pensamiento cambiara hacia una nueva visión de la paz como el Objetivo Final y deseado.

El pensamiento internacional clásico tiene como origen la paz de Westfalia, con la separación entre Estado y Religión y la aparición del Estado como única autoridad de Poder. A partir de esto y de otros aspectos parciales de diferentes disciplinas como: el término anarquía (falta de autoridad superior en el orden Internacional) que proviene de la teoría política; la soberanía, que proviene de la Filosofía Política; y el Derecho Internacional de donde proviene la noción de ética y el derecho internacional; surge la corriente de pensamiento internacional clásico.

Esta corriente de pensamiento clásica se divide en tres subdivisiones:

– La corriente Realista. Esta corriente tiene su origen en el pensamiento de Hobbes. Tiene una visión del Sistema Internacional donde no existe un orden, hay una anarquía y niega la existencia de poderes supranacionales. Esta corriente vive en la constante guerra de todos contra todos, donde las diferencias entre Estados se resuelven mediante el juego de suma 0, o lo que es lo mismo, sólo hay ganadores o perdedores, no existen los win-win Scenarios. Finalmente esta corriente de pensamiento tiene la Guerra como una actividad cuotidiana entre los Estados.

Los realista viven inmiscuidos en una visión de pesimismo antropológico donde el fin justifica los medios siempre, no  existen las constricciones morales. La única moral posible es la “Raison d’État”. Toda acción de Estado estará infundada  debajo del prisma del utilitarismo y finalmente, todos los Estados son iguales en términos de soberanía y pueden actuar sin restricciones.

Entre los actores famosos de esta corriente se encuentran, Maquiavelo, Hobbes, Hegel o Morgenthau.

–  La corriente Racioanalista, origen en las obras de Grocio y las ideas Iusnaturalistas del siglo XVI y XVII. Esta corriente, está centrada en que la realidad social es la existencia de una Sociedad de Estados con normas, reglas que crea el Sistema Internacional. Los Estados son los miembros básicos pero no los únicos en el Sistema Internacional. Es una visión donde los conflictos están limitados mediante las reglas y las instituciones. Una de las medidas de reducir ese conflicto es mediante la cooperación que ofrecen el derecho internacional y el comercio. Es una corriente que basa sus acciones en un juego distributivo o juego de suma no cero.

Es un pensamiento donde su principal dogma es el “Pacta Sunt Servanda”. Los pactos deben ser respetados y se han de cumplir. Los Estados actuarán de forma prudente (racional), moral (orden) y adecuada al derecho. Es una corriente que vive al límite de la prudencia y la convivencia, al límite entre imperativos morales y legales.

Los autores más relacionados con esta corriente son Grocio, Locke, Bruke o de Vitoria.

– Finalmente, la tercera corriente de pensamiento son los Revolucionistas. Estos vienen de Kant y sus ideas. Tienen una visión del Sistema Internacional relacionada con la idea de la emancipación (pacifismo-marxismo), o lo que es lo mismo, hay que superar al Sistema. La actuación dentro de la Sociedad Internacional es el pacifismo.  Hay que destacar que por encima de los Estados, existen las relaciones entre individuos. El Estado es un constringente del individuo. Lo que llevará a la futura comunidad internacional serán las relaciones individuales no el Estado. Esta corriente de pensamiento está basada siempre en un juego cooperativo, donde los actores ganan lo mismo porqué existe una cooperación total entre los actores de la sociedad internacional.

El Estado no puede resolver las necesidades del individuo, hay que superar al Estado creando elementos internacionales. El objetivo final es la creación de una Comunidad Internacional. La ética está por encima del Estado, estos imperativos  morales no conducen a la cooperación, sino a la superación del Estado. Este tipo de imperativos no se imponen y su efectuación está destinada a servir para el bien común.

Los autores de esta corriente son Kant, Rousseau o Marx.

Ya llegamos al último punto de esta primera parte. En esta daremos las herramientas básicas para realizar un análisis correcto de las RR.II. En este último apartado, desarrollaremos el concepto de los paradigmas y explicaremos los tres paradigmas que han regido el estudio de las Relaciones Internacionales por casi un siglo.

El concepto paradigma es usado como el instrumento científico de partida de las RR.II. Es usado como el mapa mental para el teórico. Hay que destacar que no existe un único paradigma ya que cada estudioso tiene su propio objeto de estudio y su agenda de investigación.

Según Karl Holsti son necesarios tres elementos para construir un paradigma. Un objeto de estudio, una unidad de análisis y finalmente la imagen del sistema internacional. Nosotros a más a más le añadiremos un cuarto elemento que lo conoceremos como marco conceptual. A continuación expondremos los tres grandes paradigmas y los expondremos de forma cronológica de más antiguo a más moderno.

El paradigma Realista apareció a finales de los años 30 con el fracaso del periodo de entreguerras es heredero directo del pensamiento realista de Hobbes expuesto con anterioridad. Hay dos tipos distintos de realismo, el del periodo de entreguerras y el de Guerra Fría. El realismo tiene tres niveles de análisis: la naturaleza humana o determinismo antropológico, los Estados (poder central por encima de los individuos) y finalmente el Sistema Internacional. El Realismo tuvo su momento de mayor apogeo con la Guerra Fría, especialmente durante su inicio.

El Realismo tiene al Estado como Unidad de análisis. Este Estado es racional, donde se intentará maximizar el poder mediante cálculo utilitario y un Estado unitario, cerrado y cohesionado. El realismo, tiene una diferenciación clara entre la esfera interna del Estado y la externa. En la Interna existe el orden y las leyes, la capa exterior está basada en la anarquía y en constante conflicto.

La seguridad internacional es el objeto de estudio del paradigma realista. La anarquía y el conflicto inherente dentro del Sistema Internacional hacen que la prioridad principal sea asegurarse la supervivencia mediante la propia acción. Esto hará una diferenciación entre las “low politics” (o políticas internas) y las “high politics” (política a nivel internacional con el objetivo de sobrevivir como Estado).

Finamente, el paradigma realista tiene una visión del mundo parecida a la mesa de billar de Wolfers. Esta teoría, indica que nunca habrá dos bolas de billar que ocupen al mismo espacio y que en caso de golpear una de ellas como mínimo será movilizada  hacia otro lugar. Los realistas ven al Sistema Internacional como un mundo anárquico donde no existe una entidad supranacional que pueda impedir la actuación soberana del Estado.

Con la distensión, la descolonización y la aparición de nuevos actores en los años 60s surgió un nuevo paradigma. A parte de estos elementos subjetivos, la propia insatisfacción académica con el Realismo hizo que surgiera este nuevo paradigma. El Transnacionalismo. Basado en las teorías de Keohane y Joseph Nye y con un trasfondo liberal.

La sociedad global es la unidad de análisis, una sociedad global conformada por actores estatales y no estatales, en este paradigma vemos que el papel del Estado es visto como algo debilitado. En esta sociedad global, hay una exclusividad de lo jurídico, así como sigue habiendo una visión del estado unitario y racional, pero la voz estatal ya no es la única que puede alzarse en el plano internacional.

Las relaciones tienen lugar en un juego de cooperación que conducirán a una comunidad internacional. Se ha visto que el Estado no es capaz de responder a todas las necesidades del individuo. Hay que superar al Estado transnacionalmente. El objetivo final es lograr una Comunidad Internacional, una comunidad de género humano. Hay que pasar del Estado a las Instituciones Internacionales funcionales

El objeto de estudio dentro del Transnacionalismo son las ampliaciones de los escenarios políticos, los problemas globales. Finalmente, el Transnacionalismo nos diseña un mundo parecido a una telaraña (Manscbach). Un ente complejo en red, donde existen efectos recíprocos entre los Estados y existe un orden internacional que viene marcado por el conjunto de las interdependencias.

Finalmente y coetáneamente al Transnacionalismo apareció el tercer paradigma. El Estructuralismo. Los estructuralistas ven en el Transnacionalismo una renovación de instrumentos, no de lógica. Donde sigue existiendo la hegemonía como lógica principal. El Estructuralismo tiene su base en un posicionamiento crítico con el sistema económico mundial. Está enmarcado en un contexto post-descolonizador y que el subdesarrollo de los países es culpa del imperialismo capitalista.

La unidad de análisis con la que trabajan es el Sistema Capitalista Mundial. No existe la diferencia entre la esfera interna y la externa. Existencia de clases a nivel internacional. A parte hay una nueva ampliación del concepto de actor, en este paradigma cualquier actor internacional lo será en base a su capacidad de actuar con relevancia en el sistema capitalista internacional.

El Estructuralismo, tiene las relaciones centro-periferia como su principal objeto de estudio, aparte de esto, también los mecanismos generadores de subdesarrollo formaran parte del objeto de estudio.

Para finalizar, los estructuralistas tienen la dependencia como visión del mundo. Hay que imaginarse un pulpo con distintas cabezas. Donde las cabezas son los centros y los tentáculos son la periferia. Tienen una visión del mundo donde la suma de los conflictos y la ausencia de intereses comunes provocan una desigualdad económica que se perpetuará gracias a la estructura. Es necesario por un cambio del sistema.

Con los paradigmas concluimos la primera parte sobre el análisis de las Relaciones Internacionales. La semana que viene seguiremos con la segunda parte donde entraremos en el análisis de los objetos que tienen algún tipo de importancia en el sistema internacional así como sus actores. Esperemos que esta primera parte haya gustado y sobretodo sea un artículo que facilite la comprensión posterior de las noticias internacionales.

Marc Pérez Muntanyola

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s