La Política Exterior de los Estados Unidos

A estas alturas del siglo XXI la política internacional americana ya no es un secreto para los analistas. Podemos destacar que des del final de la Guerra Fría han existido dos periodos diferentes. El primero, donde los Estados Unidos ejercían de Potencia hegemónica y líderes absolutos del mundo. No había nadie que les hiciera la competencia. Era un  mundo donde todo el mundo creía en el sueño americano. El segundo periodo que  es donde actualmente nos situamos, es la política exterior del miedo. La caída de las torres gemelas cambio por completo la visión del panorama internacional para los EE.UU.

Para hablar de la política exterior americana debemos trasladarnos atrás en el tiempo[1]. Concretamente a los inicios de los Estados Unidos como nación independiente. Los recién independizados Estados Unidos fueron el primer Estado en reconocer a las naciones hispano americanas, a su vez también independizadas de España.

Fue en ese momento y en respuesta a las pretensiones europeas sobre territorio Americano. El Presidente en esos momentos, James Monroe alerto a las potencias europeas, enfrascadas en esos momentos en las guerras napoleónicas, a no interferir en los asuntos americanos y a cambio los estados americanos no interferirían en los asuntos europeos.

En resumidas cuentas con esta intención nació la conocida como doctrina Monroe. Donde América quedo para los americanos, creando así por primera vez una zona de influencia para la Nación naciente de los Estados Unidos. Los objetivos principales de esta doctrina es la de impedir cualquier intento de colonizar o recolonizar el territorio americano, así como la división del mundo en dos esferas. La europea y el resto del mundo. Estamos hablando de un mundo donde Europa estaba en conflicto constante y donde las comunicaciones empezaban a desplazar los conflictos de las Naciones-Estado europeas al resto del mundo. La doctrina Monroe era una advertencia que los estados europeos se mantuvieran en su territorio y no trasladaran sus conflictos fuera de sus fronteras.

Esta doctrina fue seguida por los Estados Unidos hasta la primera Guerra Mundial. Donde tras años, alejado de los conflictos europeos y de aquellos conflictos donde no salía beneficiado, entro al final de la guerra, alzándose como uno de los victoriosos de la contienda. El periodo entre guerras, supuso para los Estados Unidos un retorno al hermetismo. Los 14 puntos propuestos por Woodrow Wilson fueron alejándose de la doctrina internacional de los Estados Unidos y volvían a encerrarse dentro de su zona segura.

El final de la Segunda Guerra Mundial trajo una nueva visión exterior de la política por parte de los Estados Unidos. El fracaso internacional que supuso el periodo entreguerras obligó a los Estados Unidos de América a utilizar una nueva forma de actuación a nivel internacional. Esto, fue tomando forma con la guerra fría y la aplicación del Plan Marshall.

La Doctrina Truman como fue conocida, bebe del discurso pronunciado por el presidente de los Estados Unidos Harry Truman en 1947, y dejaba la política exterior americana como una cruzada de contención del comunismo. La nueva dirección se alejaba de américa y quería influenciar a nivel mundial para parar la expansión del comunismo. Esta contención tenía dos direcciones diferentes. La primera económica, ayudando a aquellos Estados que habían sido afectados por la Segunda Guerra Mundial tratando de reconstruirlos lo antes posible y crear un bloque fuerte que sería utilizado en caso de necesidad como escudo ante ataques comunistas. En segundo lugar la intervención militar, ya sea directa o indirecta, en aquellos territorios donde la Unión Soviética tuviera influencia o participara.

De esta doctrina se saca una tercera vía de actuación internacional por parte de los Estados Unidos. Y es que con el fin de la Segunda Guerra Mundial los Estados Unidos pusieron todo el esfuerzo para desarrollar un sistema económico mundial a  su medida para evitar futuras crisis y sobre todo para asegurarse un mercado internacional creciente que facilitara las transacciones internacionales con capital americano.

Con la caída del Muro de Berlín en 1989 un nuevo panorama se abrió un nuevo panorama internacional. La caída de una de las dos Súper Potencias dejo un vacío de poder a nivel internacional. La caída del bloque soviético dejo a los Estados Unidos como la única Súper Potencia, convirtiéndola en la Potencia Hegemónica mundial, compartiendo las características de la Súper Potencia pero sin un enemigo al que hacer frente. Esta nueva categoría de potencia provocó la relajación internacional de los Estados Unidos convirtiéndose en una Potencia dormida que sólo actuaba en los conflictos, ya no los creaba ni los buscaba.

Pero los atentados de las Torres Gemelas en 2001 despertaron al gigante y apareció una nueva visión internacional. Nacía la política del terror. Los enemigos ya no eran estados, los enemigos habían de situarse en una organización que trascendía las fronteras. La religión musulmana y la Yihad eran los nuevos enemigos. El fundamentalismo árabe se convirtió en el nuevo enemigo mundial. Este ha sido planteado de una forma diferente a todo lo visto hasta ese momento.

El nuevo enemigo mundial, aupado por el fundamentalismo religioso imperante en los propios Estados Unidos no actúa con una visión de Estado, ya no es un conflicto ideológico. Es, como hemos dicho antes un enemigo que influye terror. No se sabe dónde están y no se sabe cómo actuarán. La guerra clásica ha dejado paso a los atentados y a la lucha de guerrillas.

Como se puede observar des de la Primera Guerra Mundial, los Estados Unidos se han querido alzar con una categoría especial en el plano internacional. Ellos mismos conciben la política internacional como ese tablero de ajedrez donde ellos no obedecen a sus normas, no tienen unos movimientos prefijados y pueden actuar como les sea convenientes siempre con la “intención” de salvar al mundo. Son un miembro “especial” dentro del Sistema Internacional.

Estas características se demuestran especialmente durante la segunda legislatura de Bush, donde las actuaciones exteriores se ampliaron y volvieron a actuar en el exterior con objetivos personales y como “garantes de la seguridad internacional”.

De las últimas páginas se extrae que Estados Unidos dejó su zona de influencia para lograr “dominar” el mundo. Pero la política exterior de los Estados Unidos con respeto al continente americano sigue caracterizada por la doctrina Monroe. América es para los americanos. Esto sigue destacándose en puntos muy claves. Especialmente durante la última década donde nuevos actores incomodos para los EE.UU aparecieron en la región.

Venezuela y en menor medida Bolivia se han convertido en los enemigos de los Estados Unidos. La expropiación de recursos naturales y energéticos por parte de estos actores ha provocado la reacción estadounidense obligándolos a redirigir su mirada hacia un territorio que tenía ligeramente olvidado des de la caída del muro.

El hecho principal es que esta vez la reacción no ha sido provocada por la injerencia de terceros en la región sino por la pérdida de capacidades económicas que las expropiaciones de recursos energéticos han provocado en la zona. Las reservas naturales de gas y petróleo de Venezuela explotadas por empresas extranjeras son el núcleo del conflicto cuando fueron expropiadas para beneficio interior y no a la fuga de capitales al extranjero.

En resumen la política exterior americana se ha destacado des del final de la Segunda Guerra Mundial como una política externa muy caracterizada por la injerencia política con un único objetivo. La supervivencia de los Estados Unidos. Un país que ellos mismos se caracterizan de especiales enfrente de un mundo rodeado de enemigos.

 

[1] La Doctrina Monroe disponible en http://www.edhistorica.com/pdfs/ladoctrinamonroe.pdf

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s