9N

La Noticia del día. ¿Victoria o derrota?

Año 1, Noticia del día 11

 

La Noticia del día. ¿Victoria o derrota?

Volvemos tras más de un mes de inactividad por distintos motivos con una de nuestras secciones favoritas. La Noticia del día. Hoy y ya para terminar de manera definitiva, nos encontramos con la resaca de ayer. Una resaca que para unos ha sido dulce y para otros amarga.

Si nos fijamos con los periódicos de hoy, veremos muy distintos puntos de vista. Des de la mayor victoria de la democracia hasta la mayor vergüenza de la misma. No hay nada peor que la prensa para tratar de informarte sobre algo. Ya hemos hablado con anterioridad de lo notorio que es el bagaje ideológico de los “mass media” pero hoy volvemos a sacar el tema para hablar de los resultados de la Consulta de ayer.

En términos numéricos se habla de una participación cercana a los dos millones doscientas cincuenta mil  personas (2.250.000) o lo que es lo mismo, alrededor del 33% del censo, que la Generalitat había previsto (6.628.531). A nivel numérico esto indica poco, pero ya veremos adelante que esto puede tener diferentes lecturas. Por lo que se refiere a los resultados, nos encontramos con unas tasas cercanas al 80% de votantes por el doble Sí, la opción del No se ha quedado en un escueto 4-5% que para nada es orientativo, pero esto lo comentaremos más adelante. Finalmente, la famosa tercera vía se ha quedado en un 10% de los votos válidos. El resto tiene que ir hacia votos nulos, aunque haya periódicos que lo sitúen en otros, cosa improbable porqué cualquier cosa alejada de las tres opciones no había nada más a elegir.

A nivel analístico, podemos hacer diversas lecturas. Para algunos esas más de un millón ochocientas mil personas han votado a favor de la independencia suponen establecer una base muy orientativa sobre posibles votantes de la independencia. Para otros los cuatro millones restantes que, según algunos, componen esa minoría silenciosa. Porqué está “claro” que de haber sido vinculante estos millones hubieran ido a votar y hubieran votado por el No. Y unas lecturas negativas, como que de nuevo la gente es muy difícil de movilizar o el miedo que deberían dar esos casi dos millones de independentistas que tiene Catalunya y por ende España.

Lo que sí que está claro es que esta vez no ha habido baile de cifras. Los votantes debían presentar su DNI y estos eran inscritos en una especie de censo, algo que se agradece para los analistas ya que no tenemos que ir viendo las diferentes fuentes informativas. Hoy, no queremos demostrar nuestra opinión ya que esto es la noticia del día y no unos artículos especiales como sí que lo han sido los demás, pero si queremos alertar que aquellos que ignoren lo ocurrido ayer pueden caer aún desde más arriba. No hay nada peor que ignorar lo que una parte importante de la población reclama ya sea en una barbacoa popular como algunos se aventuraron a definir a lo acaecido ayer.

Para terminar queremos mencionar como invitados especiales a la fiesta de ayer a UPyD por la querella presentada; al fiscal de guardia de Barcelona por negarse a dar la orden de retirar las urnas por verlo desproporcionado y no ser de urgencia; al President Mas que al fin parece haberse despejado del miedo a la confrontación política directa; al Gobierno central y al PP en general por ser la mayor fuente de democracia y de creadores de independentistas y finalmente a todos aquellos que fueron y a los que no fueron a votar.

Marc Pérez Muntanyola para P.Cto 2014.

Anuncios

La Consulta del 9N. Reflexión Post Votación

Aquesta és la historia d'un que volia ser ocell; volia saltar muntanyes i amb els arbres barallar. 
La gent se'l mirava, no t'ho pots ni imaginar, els cabells li tapaven la cara, tenia lleuger el caminar.
I es tornarà ocell per un dia i d'entre les cendres  podrà volar. 
Això no és cap joc, deixeu-me volar, jo sóc lliure de fer el que vulgui, no em prengueu la llibertat. El cel és un somni on ell hi vol arribar, els núvols les seves muntanyes, el cel l'horitzó llunyà.  
I es tornarà ocell per un dia i d'entre les cendres podrà volar.
Això no és cap joc, deixeu-me volar,  jo sóc lliure de fer el que vulgui, no em prengueu la llibertat.

El vol del l’home ocell – Sangtraït – Els senyors de les pedres (1988).

Esta es la historia de uno que quería ser pájaro; quería saltar montañas y con los arboles pelear.
La gente se lo miraba, no te lo puedes ni imaginar, los pelos le tapaban la cara, tenía ligero el caminar.
I se volverá pájaro por un día y de entre las cenizas, podrá volar.
Esto no es ningún juego, yo soy libre de hacer lo que quiera, no me quitéis la libertad. El cielo es un sueño donde él quiere llegar, las nubes, sus montañas, el cielo, el Horizonte lejano.
Y se volverá pájaro por un día i de entre las cenizas podrá volar.
Esto no es un juego, dejadme volar, yo soy libre de hacer lo que quiera, no me quitéis la libertad.
El vol del l’home ocell – Sangtraït – Els senyors de les pedres (1988).

 

EL 9N.

Al final, el día que parecía no llegar, llegó. No hay nada que nos llene más de satisfacción es ver el desarrollo con el que la jornada de hoy se ha desarrollado. A parte de un pequeño incidente en Girona, ha sido una auténtica demostración de participación democrática calmada y pacífica. Realmente, aquí hoy no vamos a determinar que opción es la buena, ni que opción es la mala, sino que queremos conmemorar que hoy día 9 de noviembre en Catalunya la gente ha decido si quiere que su opinión pueda provocar un cambio en el futuro.

A modo ilustrativo, cada persona a nivel individual ha tenido diferentes sensaciones en el día de hoy. Des de P.cto, y más concretamente en lo que se refiere a mí, desde que me decidí a votar, una canción ha recorrido mi cabeza. Día sí, día también la hacía sonar varias veces, en ocasiones incluso de forma seguida. Esta no es otra que la que encontráis al inicio de este artículo de hoy. Esta canción del grupo Sangtraït, realmente me ha incitado a votar, y lo he hecho con toda la felicidad que podía albergar.

Realmente la canción tampoco es que específicamente hable de la independencia ni de nada parecido. Si la tengo que catalogar de algo es de un canto a la libertad y al dejar hacer al ser humano. Y realmente esto es lo que queríamos declarar durante toda esta semana en Políticamente Correcto. Los seres humanos y ciudadanos somos libres (dentro de unos marcos éticos) y pedir por autogobierno NO ES ILEGAL,  no es anti democrático. No hay nada más democrático que participar y hacer llegar tus ideas. Realmente nos daba igual las opciones elegibles, pero sólo el hecho que haya estas opciones nos orgullece.

Durante este fin de semana hemos estado presentes en diferentes conversaciones políticas, siempre des de una posición objetiva, más pendientes de escuchar las opiniones que de pronunciarnos nosotros, pero hemos llegado a escuchar verdaderos discursos políticos aprendidos, tanto en un bando como en el otro. No hay nada peor que tu opinión dependa de lo que digan los otros. Volviendo a mi persona, si esta pregunta me la hubieran hecho hace tres o cuatro años, mi respuesta no hubiera sido la misma que hoy.

Los que me conozcan sabrán que yo soy un defensor de la Constitución como una buena Carta Magna. Nunca se me ocurriría negar las obvias cualidades que la rodean, ni enaltecer como el que más sus múltiples fallos, que los tiene. Lo que nadie me escuchará decir que la Constitución es democracia, ni que es el garante de nada. La constitución española, es una Constitución de formas, es un cúmulo previsiones, que ordenan las formas del Estado, pero en ningún caso, extrayendo los derechos de los españoles, determina como se debe actuar en profundidad.

Junto a esto, también destacar que la Constitución es un elemento que el pueblo decidió. Y lo que el pueblo decide, el pueblo puede corregir. Así que dejando ya de lado la discusión constitucional, sólo me remitiré por enésima vez al artículo 1.2 de la Constitución Española de 1978:

“La Soberanía nacional reside en el pueblo español, del cual emanan los poderes del Estado.”

Y ya que estamos para todos aquellos agoreros, recordarles que el derecho de autodeterminación de los pueblos es un derechos principales del derecho internacional público e incluso a día de hoy se reconoce como una norma “ius cogens” y generadora de obligaciones “erga omnes”.

Finalmente y antes de finalizar con el artículo/opinión de hoy, quiero recordar a todos aquellos que piensan que los que hemos ido a votar en el día de hoy estamos manipulados por los dirigentes independentistas y nacionalistas, que des de siempre me he declarado anti nacionalista y fiel creyente en la integración europea. Si de mí dependiera eliminaría las fronteras y utilizaría las banderas como manteles. Pero, moralmente hoy debía votar, éticamente me he visto comprometido en la causa. Cuando ves a un pueblo yendo todos a una, debes tragarte tus convicciones para defender aquello que ves lógico. Con esto quiero decir que un defensor de la libertad no se va quedar de brazos cruzados cuando esa libertad no se respeta al total.  No voy a comparar esta votación con la caída del muro, que ya que estamos se conmemoraban hoy su 25 aniversario, pero viviendo en un Estado donde pasamos de una dictadura  una democracia mediante una ley, que queréis que le haga…

Así que en definitiva, y ya me he alargado más de lo que quería, como dijeron los Sangtraït en su canción. Esto no ha sido un juego, dejadme volar, yo soy libre de hacer lo que quiera no me quitéis la libertad. Y por esta razón hoy he ido a votar, porqué no hay nada mejor que la libertad, y hoy yo he ejercido mi libertad, una libertad que nunca en la vida podría ser ilegal, ya que esta libertad no hace ningún mal a nadie.

 

Marc Pérez Muntanyola para P.cto

La Consulta del 9N. Un paso atrás en el tiempo y 4 consejos antes del domingo

Un paso atrás en el tiempo.

4 Consejos antes del domingo

Disculpen la tardanza, pero ayer nos resultó imposible llegar a publicar la entrega prometida, así que lo hacemos hoy, con un artículo doble, donde hablaremos de dos cosas. En primer lugar nos retraeremos en el tiempo para poder ver otros casos donde se han realizado “referéndums” para la independencia de algunas regiones. Sabemos que lo de este domingo no es ningún referéndum y sobretodo, que no es vinculante, algo clave y que algunos no parecen entender. En segundo lugar, haremos un poco de “spam” para hacer llegar a aquellos que quieran participar un poco de la información necesaria para este domingo.

Sin ya más preámbulos, llevamos una semana hablando del 9N y de las actitudes en contra, pero en ningún momento hemos hablado de ejemplos previos en los que Cataluña se haya inspirado, y no, con eso no queremos decir que el independentismo catalán sea un movimiento primigenio ni nada por el estilo. Sería muy pretencioso por nuestra parte tratar de realizar afirmaciones como esta y lo más importante sería mentira. Lógicamente que existen paralelismos con otros casos de secesionismo, e incluso hay movimientos a los cuales Cataluña les ha copiado la forma de actuar. La misma vía catalana es una referencia directa a lo realizado por los países bálticos durante la caída de la Unión Soviética. Así que en los nacionalismos no hay nada nuevo, ya suele estar todo inventado y ya se han celebrado referéndums con diferentes resultados.

A continuación traeremos tres referéndums donde se han dado diferentes resultados y donde se ha tenido una distinta visión a la que el gobierno central español. Y aunque repasemos casos donde la legislación propia permitiera esta celebración, no estableceremos que es necesario un punto en la Constitución nacional para celebrarlos. El propio Reino Unido carece de ella (físicamente) y Francia ha tenido un mínimo de 5 constituciones diferentes sin que eso haya supuesto la desaparición. Las leyes se cambian, no es lo mismo la población actual que la población de hace 40 años. El contexto en política es fundamental para la creación de leyes, y aunque nosotros sepamos y comprendamos que la Constitución española es una Constitución de formas y no dogmática, reconocemos que necesita ciertas reformas para adecuarla a los tiempos actuales y sobre todo a las peticiones del pueblo al que rige. Porqué, sólo, recordar que esta Constitución se creó con el “fin” del Franquismo y mediante el consenso de todas las fuerzas políticas españolas, des del Partido Comunista hasta Alianza Popular (los herederos directos del franquismo y antesala del PP).

Vamos a utilizar tres casos de referéndums pasados que han supuesto tres diferentes puntos de vista y tres futuros diferentes. La elección lógica sería Montenegro (2006) donde el resultado fue positivo y se estableció como un Estado en pleno derecho; el Quebec (1980 y 1995), donde en ambas veces el resultado fue negativo y supuso el continuo del Status Quo; y finalmente el caso Escocés (2014) donde un resultado negativo puede suponer la ampliación de las competencias actuales e incluso derivar en una futura independencia. El problema con este último es que ya tratamos el caso aquí mismo con: “El No escocés a la Independencia” (http://wp.me/p50A7f-6n) y “¿Adiós Escocia?” (http://wp.me/p50A7f-6g). Así que modificaremos este tercer caso y nos quedaremos con otro caso, doble y de este mismo año, como han sido los referéndums de Donetsk y Luhansk.

Empezaremos con el caso canadiense, y de los dos referéndums realizados nos quedaremos con el más cercano en el tiempo, el de 1995, donde se preguntó a los habitantes del Quebec:

“¿Está usted de acuerdo con que Quebec llegue a ser soberano después de haber hecho una oferta formal a Canadá para una nueva asociación económica y política en el ámbito de aplicación del proyecto de ley sobre el futuro de Quebec y del acuerdo firmado el 12 de junio, 1995?”

Finalmente, este resultado resulto en derrota para los secesionistas del Quebec por un estrecho margen. 50.58% votaron a favor del No y un 49.42% a favor del Sí.

Dejando de lado la celebración de independencia, vamos a ver que decía la legislación sobre esto.  En una respuesta a tres preguntas formuladas por el gobierno a la Corte Suprema de Canadá (parecida al TC español), este tribunal respondió las condiciones para un tercer referéndum, pero que a resumidas cuentas determina la legislación sobre la autodeterminación de la región del Quebec. En primer lugar ni el Derecho Internacional ni la Constitución canadiense conceden la libertad de la secesión unilateral de la región. En cualquier caso se debería establecer una negociación entre las dos partes implicadas (gobierno de Canadá y el del Quebec). En segundo lugar, no es aplicable el derecho de autodeterminación, ya que este sólo se aplica a antiguas colonias bajo explotación por parte de la metrópoli o a que sea un grupo al que se le impidiera el acceso al autogobierno. Finalmente ante la negatividad a cualquier tipo de derecho nacional e internacional para la posible secesión del Quebec, la Corte Suprema estableció que sería el gobierno del Canadá el que establecería si la pregunta es lo suficientemente clara para establecer negociaciones. Finalmente, en caso de resultado positivo del posible referéndum se establece que mientras se negocia entre las partes la Constitución del Canadá permanecería vigente hasta que se estableciera la secesión. Bueno, aquí tenemos un caso de una corte constitucional que a pesar de saber que no existen posibilidades de una secesión unilateral, facilitó la información para que se estableciera un referéndum y llegado el caso se obtuviera un resultado positivo, una posible secesión de la región del Quebec, destacando por encima de todo el concepto del pueblo es soberano y el pueblo tiene el poder.

En 2006 se terminaba con la destrucción de la gran patria eslava. Yugoslavia desaparecía completamente. El corazón se partía en dos, Montenegro dejaba de ser parte de Serbia que se quedaba sola como tal. Cabe destacar que no tenemos en cuenta la secesión de Kosovo aquí. Al ser una secesión unilateral, y seguir sin el reconocimiento de parte de la opinión internacional, aún queda en una especie de limbo. Recapitulando, Montenegro obtenía su independencia.

El referéndum sólo contenía una sola pregunta:

¿Desea usted que Montenegro sea un estado independiente con completa legitimidad legal e internacional?

Para que esta respuesta fuera reconocida por la legislación internacional y nacional se debía cumplir dos requisitos en el referéndum. En primer lugar debe votar más de la mitad del electorado, siendo el 50% el mínimo para que el referéndum se tenga en cuenta. En segundo lugar, para ser correcta la independencia se obtendrá sólo en el caso de obtener más del 55% de los votos en el caso afirmativo, determinando que será más de la mitad de la gente que ha votado la que estará a favor.

Finalmente, el resultado del referéndum otorgó la independencia de Montenegro con un 55.4% del voto afirmativo por parte del electorado, disolviendo la estructura regional del gobierno de Montenegro y quedando Serbia y Montenegro únicamente como Serbia. En este caso, al contrario que en los casos de Escocia o del Quebec, la propia Carta Magna del estado de Serbia y Montenegro, establecía que al pasar tres años de la aprobación de la misma, que había surgido tras la reestructuración de la República Federal de Yugoslavia y la CREACIÓN de una nueva constitución, se podían presentar posibles cambios de estatuto o separación de la unión.

 

Finalmente y de modo muy resumido, nos quedará el caso de Donetsk y Luhansk. Lo curioso del caso es que son dos regiones que formaban parte de Ucrania que había logrado también la independencia mediante un referéndum en 1991. En ese referéndum primigenio, se establecía el fin de su relación con la URSS y a excepción de la región de Crimea, las demás regiones votaron de forma abrumadora por el Sí. Por ejemplo Donetsk y Luhansk votaron con un 76.85% y un 83.86% a favor de la acta de independencia de Ucrania.

Y este es el verdadero motivo por el cual hemos elegido los casos de Ucrania, ya que a pesar que en el 91 eligieron la independencia de la antigua URSS, en el 2014 y con los cambios de contexto han decidido una mayor autodeterminación y la posibilidad de marcharse de Ucrania. Aunque casos diferentes y contextos diferentes las intenciones de la gente pueden cambiar con el tiempo. Y sin dejar de lado la negatividad de estos casos y las victimas que ha acarreado, la relación entre lo elegido en el 1991 y lo elegido en el 2014 hay un mismo camino, la elección de la autodeterminación de un pueblo por encima de la legislación en post de la búsqueda de la realización “democrática”.

Bueno, de una forma muy resumida y sólo a modo de ejemplos estos son los tres referéndums o casos previos. Uno primero donde no se contempla en la Constitución y se han realizado dos. Con resultados negativos y la base de la jurisprudencia sobre secesión de Estados. Un segundo caso contemplado dentro de su constitución y afirmativo. Y ya que estamos, uno de los únicos antiguos miembros de Yugoslavia que no se fue con un conflicto. Finalmente un caso que si obviamos las presiones externas, los conflictos y las armas; tomamos como referencia la desintegración de la URSS; y hacemos una ponderación entre los dos casos; obtendremos una función básica que nos establecerá una ley sobre la importancia del cambio del contexto para entender la política moderna y la necesidad de adaptarse a esos cambios, siempre que se respeten los caminos democráticos.

4 Consejos antes del domingo 

En las siguientes líneas trataremos de exponer las cosas que este domingo deberíamos tener en cuenta antes de ir a votar. Cualquier catalán mayor de 16 años, residentes nacional de países de la UE, extranjero regularizado y catalanes residentes en el exterior podrán participar en los comicios de este domingo. Para determinar el término de catalán se utilizará la residencia establecida en el DNI.

En segundo lugar y más importante, antes de votar hay que localizar donde realizar esa votación. Para esto hay una página web dispuesta www.participa2014.cat para localizar el lugar donde debes realizar la votación. Sobre todo, el lugar vendrá determinado por la dirección del DNI, así que si actualmente estás fuera de tu ciudad deberás desplazarte a la ciudad de tu DNI.

En tercer lugar, en el sitio donde realizarás la votación deberían tener lo necesario para votar,  urnas, “censo” y los boletos para poder votar, pero sabiendo los impedimentos que se han sufrido y el hecho del poco tiempo que se ha tenido para prepararlo todo hay la posibilidad, nosotros diríamos que debería ser incluso obligatoria  la necesidad de llevar tu propio boleto impreso. A modo de consejo, tratar de llevar impreso el boleto en papel blanco y en una hoja en limpio, para evitar el voto nulo.

Finalmente, estés a favor o en contra del 9N, ve y vota. Una participación masiva permitirá determinar mejor los resultados y es tu derecho y tú deber. En un Estado diezmado de calidad democrática una votación fuera de periodo electoral es una ocasión para hacer ver al gobierno que los ciudadanos catalanes o españoles somos capaces de hacer frente a desafíos democráticos cosa que ellos no. Y recordarles a aquellos que se han escudado detrás de la constitución que la soberanía recae en el pueblo y es el pueblo el que determina sus leyes, NO son los políticos, estos, al fin y al cabo son meras herramientas, son los representantes de la voluntad del pueblo, ellos son parte de este pueblo y sus malas acciones deben ser castigadas. No dejemos que unos seres establecidos y escondidos detrás y en el poder sigan manejando la voluntad del pueblo.

En 1978 el pueblo español voto una Constitución, ese pueblo ya no es el mismo, ese pueblo se topó con su límite, ese límite son la clase política actual, alejados del pueblo al que deben pasar cuentas cada cuatro años, pero que se creen representantes de una legislación que puede ser cambiada. Si ellos no lo solucionan, nosotros deberemos.

Marc Pérez Muntanyola para P.cto

La Consulta del 9N. Del Estatut al 9N.

Tercer día y tercer artículo. Bienvenidos de nuevo a Políticamente Correcto, un nuevo día ha amanecido y por suerte, no ha habido ningún cambio de última hora. Esto nos permitirá seguir con nuestros planes establecidos ayer. Lo único destacable es la valentía (esta vez sí) de Artur Mas, al desobedecer al TC y que por lo que parece las amenazas de demanda contra el gobierno parece que se cumplirán.

Ya lo comentábamos ayer, en el día de hoy vamos a ocuparnos del “time-line”, que ha tenido la consulta. En otras palabras, trataremos de realizar un pequeño recorrido por los grandes momentos el proceso. Esos momentos que por su significado han creado un camino, con el cual nos sería imposible entender, por ejemplo, los dos artículos de ayer, o el artículo del mismo viernes.

Como ya dijimos el lunes pasado, el primer momento clave en todo esto fue la aprobación por referéndum del nuevo estatuto de autonomía en el 2006, pero de nuevo lo que más hizo fue el papel del Tribunal Constitucional. Los recortes con los que actuó, fueron una de las principales causas de creación de nuevos independentistas, ya que a pesar de ser ya una versión recortada por el gobierno central, este nuevo golpe fue visto como un ataque al derecho de auto gobierno del pueblo catalán.

A partir de aquí la historia es harto conocida, una calma durante la legislatura de Montilla, descalabro y reorganización de ERC, estancamiento de ICV, monotemática de Ciutadans, giro a la derecha del PP y un Mas que después de dos fracasos lograba ganar las elecciones. En estas, después de dos gobiernos en coalición, el nacionalismo catalán volvía al Palau de la Generalitat.

Esta primera legislatura del Govern Mas, estuvo caracterizada por dos caminos muy claros. Un primero marcado por la política de los recortes y del “es culpa de ellos”. Y un segundo camino de acercamiento al gobierno central por el pacto fiscal. Realmente, durante estos dos años, la política del “govern”, estaba orientada al cambio financiero de Cataluña, acercándose mucho más al modelo Vasco-Navarro que al modelo que empezó a vislumbrarse a finales del periodo.

Al ver que el dialogo entre ellos y el Gobierno no iban a ningún lado, decidió dar un salto cualitativo y dejar atrás el nacionalismo y el “ara no toca” de su antecesor para arriesgarse. Un riesgo que tendría sus consecuencias, pero que de momento ha mantenido, y en lo que parece una dirección correcta. Por primera vez en las altas esferas del gobierno catalán (des del retorno de la Democracia) se oía hablar de algo diferente. Un concepto que ahora parece muy agarrado en el ideario de CIU, pero que entonces tenía al propio partido y a sus socios muy descolocados. Este concepto era la consulta. Este hecho, del cual estamos convencidos que fue una especie de órdago-ultimátum hacia el gobierno, resulto ser una nueva vía a seguir por parte del CIU y especialmente de Mas.

Un nuevo punto en el time-line fueron las elecciones del 25 de noviembre del 2012. En apenas dos años de gobierno, y tras continuos fracasos de dialogo, el President decidió que ya se encontraba suficientemente fuerte como para lograr aquello que se proponía. El plan inicial era arrasar en las elecciones autonómicas. Una mayoría absoluta que arrasara en los resultados y que le permitiera una legislatura con el poder absoluto.

El plan, a primera vista fracaso. Las elecciones se celebraron y a pesar de lograr una victoria en las elecciones, los resultados de su partido no fueron los esperados, perdiendo hasta 12 escaños. Lo que podía significar un duro golpe al “proceso”, resulto ser una lección al sr. Mas. Los votantes, no le había creído, los votantes dudaban de aquel que en el pasado había negado una y otra vez su independentismo. Los votantes, habían actuado de un modo racional, no habían votado a aquel que les prometía el oro, votaron a aquellos que des de siempre habían utilizado las mismas palabras que el ahora presidente. El aumento de ERC y sobretodo la aparición en el parlamento de las CUP, destacaban que el pueblo catalán quería algo nuevo, querían poder elegir su destino.

Antes de estas elecciones, ocurrió uno de los hechos más destacables, y en definitiva uno de las razones por las cuales al final se convocaron los comicios. En medio de la tensión entre, Generalitat y Moncloa, un 11 de setiembre (la diada catalana), marcaba el camino a seguir. Durante esta diada tuvo lugar una de las mayores manifestaciones que se recuerdan. Bajo el nombre de “Cataluña un Nuevo Estado de Europa” se congregaron alrededor de un millón de personas en las calles de Barcelona, con la clara intención de hacer ver a España, que el pueblo catalán quería elegir su propio camino. Como en muchas otras manifestaciones, las cifras bailaron entre los 600.000 asistentes de la delegación del gobierno, hasta el millón y medio según la Guardia Urbana de la ciudad condal. No podremos saber las cifras exactas, pero sí que podemos determinar el impacto que tuvo, ya que a pesar de haberse superado las cifras, ninguna otra manifestación posterior ha supuesto tanto, ni a nivel organizativo ni como una demostración por parte del pueblo catalán y de su gobierno, por ende.

Durante la organización de esta multitudinaria manifestación surgió un nuevo actor en el Proceso que a posteriori se ha demostrado uno de los principales artífices de la evolución del proceso. Efectivamente, estamos hablando de la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC). La organización civil, presidida por Carme Forcadell, ha sido uno de los principales impulsores del proceso, erigiéndose junto a los partidos pro-consulta como uno de los baluartes de la celebración de una consulta popular.

A partir de aquí, la evolución del proceso, ha seguido una línea ascendente, donde destacan especialmente las dos diadas posteriores, con la celebración de la Vía Catalana, donde se unió la frontera francesa con el Delta del Ebro y la última manifestación ocurrida hace pocos meses con la V que inundo Barcelona y fue tomada como el último gran acto público antes de la soñada consulta.

A nivel político, el camino seguido no fue fácil, a las tensiones con el gobierno, se le sumaron dificultades en el seno de la propia CIU. La coalición, des del inicio del proceso, había sufrido claramente la división entre los dos partidos. Mientras, Convergencia estaba comprometida al 100% con la dirección del President, las primeras críticas empezaron a surgir desde Unió, donde a pesar de ser Nacionalistas no veían el proceso como el camino a seguir. Como en política no hay término medio, esta tensión se “resolvió” con la salida del número dos de la coalición y uno de los políticos de mayor carrera dentro de la coalición, Durán i Lleida.

Antes de terminar, hay dos momentos claves más que habría de comentar. Estas son el día que se seleccionó el día de la celebración de la Consulta y la firma de la ley de consultas, que iniciaría la etapa final, que se enlazará con el artículo escrito ayer (https://politicamentecorrectoblog.com/2014/11/04/la-consulta-del-9n-el-constitucional-y-el-nou-9n/).

En primer lugar y después de muchas reuniones entre los partidos pro consulta se logró establecer un día y unas bases para la celebración de la misma. Esta fecha, grabada a fuego en el imaginario independentista, fue el diciembre del año pasado mes de diciembre del 2013, concretamente el día 12 de ese mes. Ese día se anunció la fecha y las preguntas que determinarían esa consulta. Estas, fueron « ¿Quiere que Cataluña sea un Estado?» y «En caso afirmativo, ¿quiere que este Estado sea independiente?»

Con esto se tenía el marco teórico y la pregunta. Con esto, “sólo” quedaba crear un marco legal que permitiera la celebración de la consulta. Bajo el amparo de la propia constitución, que permitía la celebración de consultas populares, siempre que fuera bajo la aprobación del Estado Central. A partir de este permiso, surgió la ley de Consultas populares no refrendarías. Aprobada por el Parlament el 19 de setiembre y en vigor des del 27 de ese mismo mes.

Tal como indica su primer artículo, esta ley servía para:

“El objeto de esta Ley es regular el establecimiento del régimen jurídico, las modalidades, el procedimiento, la realización y la convocatoria de los mecanismos de participación democrática, de audiencia, de diálogo y de consultas populares no refrendarías, respecto de actuaciones políticas de trascendencia especial, en el ámbito competencial de la Generalidad, mediante votación, foros de participación, debates públicos y cualquier otro instrumento de consulta popular no refrendaría a la ciudadanía.”
Artículo 1 de la propuesta de Ley de consultas populares no refrendarías de Cataluña

Y con esto acabaríamos con este “time-lining”, realmente, podríamos complementarlo de muchas otras formas, pero conociendo la capacidad de internet y sobretodo, la intención de informar y no de exponer en extremada profundidad hacen que hayamos decidido resumir un poco, con esto queremos avisar que en este artículo sólo están los principales pasos del proceso, pero como en cualquier tipo de política casi cada día hay evoluciones y pasos en falso que hemos sacado del resumen, para concentrarnos únicamente en aquellos momentos claves que han conducido al momento actual con las dos impugnaciones y la declaración del “nou 9N”.

Ya para mañana dejaremos un artículo donde repasaremos los procesos parecidos a la consulta catalana. Dejaremos un poco alejado el caso escoces ya que lo tratamos con profundidad en este mismo blog los días donde tuvo lugar, aunque los comentaremos como el ejemplo más cercano.

Marc Pérez Muntanyola para P.cto

La Consulta del 9N. EL Constitucional y el Nou 9N

Cambio total de planes en el desarrollo de la semana del 9N, después de unos días al final lo temido ha vuelto a ocurrir el Tribunal Constitucional ha vuelto a decidir que la participación ciudadana está fuera de los límites estatutarios y por ende es una celebración anti constitucional.

Realmente, el artículo que nos acompañará a continuación estaba planeado para el día de mañana, ya que hoy, en un principio nos íbamos a ocupar de la evolución del proceso. Ayer con la presentación del especial, dejábamos abierto el escenario para analizar hoy lo ocurrido en el periodo 2008-2014, poniendo alto énfasis en las manifestaciones del  de setiembre y el papel de la Asamblea Nacional de Catalunya (ANC), pero la política es así, es un elemento muy vivo y cambiante. Esto, puede provocar que lo interesante hoy no lo sea mañana.

Así que como buenos adoradores de los cambios del contexto, hacemos una pequeña variación en el orden y hoy hablaremos de lo que debía ser el nuevo 9N, o lo que era lo mismo, la celebración alternativa a la Consulta, dejando para mañana la evolución y ligando a modo de flashback con este artículo, ya que la previsión inicial era traer un producto lineal, y debido a este cambio de última hora, produciremos unos artículos sin una línea temporal continua permitiéndonos saltos hacia adelante y hacia atrás en función del contexto. Antes de empezar, volvemos a recordar una de las últimas frases con las que terminamos el artículo de ayer. La mejor campaña a favor de la Consulta la está realizando el propio PP.

Esta mañana y con todo la información ya recaudada para el artículo anteriormente comentado, nos hemos dado cuenta de las últimas noticias café en mano, y estas nos cambiaban el “timing” del especial, siendo así nos hemos puesto manos a la obra y sin decaer en nuestro afán para traer los análisis aquí estamos con: “La Consulta del  9N, Legalidad vs Ciudadanía”.

Ya estábamos avisados con antelación, ya sabíamos que la intención del Gobierno central era la tratar de impugnar la celebración alternativa de la consulta, lo que no teníamos tan claro (bueno, en parte sí) era la facilidad con la que el Tribunal Constitucional ha admitido a trámite.  El TC no se ha pronunciado de fondo, lo que significa que no se pronuncia sobre si la Consulta era un referéndum encubierto o no, sino que ha cualificado de no procesable la consulta ya que no compete a las Comunidades Autónomas la realización de consultas ciudadanas de carácter político. El TC, da a la Generalitat hasta veinte días para poner alegaciones, pero de momento se ha dejado toda la nueva consulta en “stand by”.

Por lo que se refiere a la otra parte afectada en esta sentencia el Presidente Mas ha dejado muy claro que seguirá adelante con la celebración de este domingo. A parte de no escuchar lo que el TC diga, también está planteándose presentar una demanda delante del Tribunal Supremo al gobierno de España.

Bueno, esto es resumido lo que ha ocurrido hoy, pero este tira y afloja entre Gobierno Central y Govern de la Generalitat (y otros), se traslada al principio de todo este proceso, que mañana ya veremos de forma más extensa, pero que se ha convertido en un combate cara a cara, bueno, más bien declaración a declaración entre representantes de las dos corrientes enfrentadas.

Si nos retraemos a la primera consulta, veremos que con la promulgación de la “ley de Consultas”, aprobada el 19 de setiembre de este año, esta tensión ya existía. Esta ley fue votada por la mayoría del Parlament Catalán, con sólo el Partido Popular y Ciutadans en contra, fue la primera avanzadilla legalista perpetuada por el “Govern Mas” en clave de la consulta inicial. Esta ley era el amparo legal para que más adelante se firmará un decreto con la voluntad de convocar una consulta popular para el 9 de Noviembre con la pregunta ya previamente acordada. Este decreto fue firmado por la mañana del 27 de setiembre y poco después, lo cual significaba que ya estaba bastante preparado, se presentó delante del Constitucional un recurso. Este al igual que el de hoy fue aceptado y aprobado en un tiempo record. Sólo como dato objetivo, el Tribunal Constitucional nunca se ha caracterizado por su velocidad a la hora de tomar decisiones, y hay casos que no han visto sentencia hasta al cabo de varios años.

Realmente después de esta impugnación, un rastro de terror sacudió al propio Govern, ya que se limitaron a acatar las normas y todo el proceso pareció, por primera vez, sacudirse y temblar. Aquí cabe destacar, y como opinión personal, creemos que en la sentencia del Constitucional y la reacción del Govern Mas, nos dio otra pista  más que todo el proceso se le había ido de las manos y en realidad fue un “ítem” surgido como método de presión ante el gobierno y que se le fue claramente de las manos.

Pero de nuevo, el President nos volvió a sorprender y tras de otra movilización multitudinaria en Barcelona, se empezó a hablar de una nueva consulta alejada de la legalidad de la primera y tratando de crear una especie de auto movilización o más bien una especie de encuesta voluntaria, que realmente cumplía con aquello con lo que renegaban el Gobierno Central y los anti-proceso, era una participación ciudadana basada en el voluntariado absoluto, y de ninguna forma vinculante.

A esta nueva consulta alejada de las leyes se la llamó el “nou 9N” y junto a esta nueva consulta se empezó a rodear el discurso catalán con una nueva palabra, un nuevo proceso, que de nuevo no tenía nada. La idea era muy clara, la Consulta seguía, pero no tenía validez legal. ¿Qué forma quedaba para que el pueblo votara pero sin saltarse la ley? Efectivamente, todos lo tenéis en la cabeza. Unas elecciones. Estas son la participación primigenia, no hay nada más democrático que elegir a nuestros representantes. Aquellos representantes, que crearan unas leyes que estén en concordancia con su programa político, y que habrán sido elegidos por este programa que ideológicamente estará más cerca de los votantes.

O lo que es lo mismo, unas elecciones que demuestren o que los catalanes quieren. Unas elecciones donde se propondría sólo una cosa: Por una parte una Coalición a favor del doble sí en la pregunta planteada y, por el otro lado otra coalición o varios partidos donde se decanten por el No.

 Realmente, no era tan complicado plantearlo ni realizarlo, pero como de costumbre, el President Mas le volvió a pesar el miedo, y el recuerdo de las últimas elecciones, donde se las daba de ganador absoluto y el resultado le dio la espalda. Así que más por miedo que por otra cosa, estas elecciones plebiscitarias, parecen más una quimera que una opción a futuro.

En definitiva, que por ahora tenemos a un gobierno autonómico un poco miedoso y que depende mucho de la planificación previa a la hora de actuar, poco dado a las acciones directas y muy presionados por sus propios votantes, por la oposición, por las agrupaciones privadas e incluso por problemas legales y de corrupción. Por otra parte, un Gobierno Central que como ya hemos dicho, han hecho más a favor por la consulta que cualquier otro, y una institución jurídica, controlada por los dos grandes partidos españoles (anti consulta) que vuelve a demostrar que sólo actúa por intereses y no como garantes de los derechos y los deberes constitucionales.

Hasta aquí el artículo de hoy, mañana, sino ocurre nada extraño, haremos una especie de “time-line” sobre la evolución del proceso. Como hemos dicho al principio del blog hoy, este era el artículo previsto para hoy, pero motivos del contexto nos han obligado a cambiar la programación. En el time-line de mañana intentaremos ser lo más objetivos posibles. A diferencia de estos dos últimos artículos, el de mañana estará centrado únicamente en los hechos no en el análisis como ha sido el caso de los dos anteriores.

 

Marc Pérez Muntanyola para P.cto