Injerencia Internacional

El nuevo enemigo de Occidente. El Estado Islámico

Año 1. Artículo 02.

Tal como anunciamos la semana pasada, en el artículo de hoy hablaremos sobre el nuevo enemigo mundial. De unos meses atrás el conflicto iraquí volvió a surgir en las primeras planas de información internacional. El motivo fue el recrudecimiento de la violencia, auspiciado por un grupo terrorista. Un grupo terrorista que hasta 2013 no se había oído hablar de él. Se fundó como una escisión de Al-Qaeda en Iraq y des del primer momento fue criticado por su propia organización madre, que renegó de él. Nació como el Estado Islámico de Irak y el Levante y convertido en Estado Islámico a secas con el inicio del Ramadán el pasado mes de junio.

Realmente a pesar de sus casi dos años de existencia, su subida al primer plano internacional ha venido auspiciado por el recrudecimiento de la violencia en Iraq. Especialmente en junio del año 2014 donde consiguieron  conquistar Mosul. A partir de este momento, su poder en Iraq y en la vecina Siria y ha ido en aumento, con constantes victorias contra el ejército iraquí y contra las fuerzas kurda peshmerga.

Su líder y fundador es el antiguo líder de Al-Qaeda en Iraq, Abu Bakr Baghdadi. Actualmente el Estado Islámico está compuesto por alrededor de 30.000-100.000[1] milicianos y contar con presencia en países occidentales tales como los Países Bajos, Reino Unido o Estados Unidos, los números exactos son difíciles de calcular. Los expertos sospechan que más del 80% de los Yihadistas occidentales se han unido al Estado Islámico.

Su mayor característica es la ortodoxa interpretación del Islam y especialmente su motivación de expansión. No se conforma con su origen (Iraq) sino que quiere expandirse hacia Israel, Jordania, Palestina, Líbano, Turquía o Chipre. Esta organización se financia principalmente de donaciones individuales, los saqueos y la toma de bancos.

Los últimos datos, nos informan que en estos momentos, el Estado Islámico controla alrededor de 40.000 kilómetros cuadrados, repartidos entre Irak y Siria. Como ya hemos comentado entre este territorio destaca la segunda mayor ciudad de Irak, Mosul, conquistada el pasado junio. Se estima que unos 8 millones de personas están bajo control político-militar del Estado Islámico.

Su rápido avance se debe especialmente por su forma de actuación. La desintegración de Iraq y Siria ha facilitado en gran medida el avance. Su actuación está muy determinada en un contexto de guerra y de falta de núcleos de poder. A parte, el uso de discurso enaltecedores y ellos mismos establecidos como el único conocedor de la fe les ha dado un estatus creciente y con un radio de acción en constate aumento.

Su fama ha crecido exponencialmente especialmente con los acontecimientos acaecidos los últimos meses. Dentro de sus acciones, el Estado Islámico ha llevado la guerra santa hacia otro nivel. Como si en las persecuciones cristianas, el Estado Islámico ha decapitado, ha crucificado, ha hecho todo aquello que ellos creen que es necesario para acabar con los falsos creyentes. Estas acciones normalmente contra sus semejantes, han trascendido fronteras con las acciones perpetradas contra periodistas occidentales. La brutalidad de las acciones contra miembros culturales parecidos a nosotros ha implicado un reconocimiento del problema y ha desencadenado una reacción en cadena que ha conducido a una tercera intervención militar americana en Iraq.

Bajo una “alianza”, unos treinta países se han unido para combatir al Estado Islámico. Bajo el mando total de los Estados Unidos de América y fuera de la OTAN, se comprometieron a defender con todos los medios a Iraq y aquellos países afectados. Esa reunión destaco los peligros de la organización y se destacó la necesidad de luchar especialmente a los elementos reclutadores de las mismas.

Finalmente, esa defensa, en este caso justificado empezó a medianos de la semana pasada con los primeros bombardeos americanos a puntos clave, bajo el control del Estado Islámico. De momento es difícil adelantar acontecimientos pero se prevé un combate duro y sangriento.

Tal como indicábamos la semana pasada, se han juntado dos elementos clave que han concluido en la tercera intervención americana en Iraq. La primera y como se ha comentado con anterioridad, las acciones perpetradas por los miembros del E.I contra occidentales han destapado el conflicto y esta organización. Que a pesar de existir realmente des del 2013 hasta hace bien poco, eran pocos los que conocían su existencia, en los cuales nosotros no nos encontrábamos.

Para EE.UU los ataques contra ciudadanos afines a sus intereses ha sido motivo de muchas intervenciones. Es necesario aquí recordad las incursiones acometidas por los marines americanos en territorios extranjeros bajo la pretensión de defender a sus ciudadanos. El mayor ejemplo fue la intervención en Granada, donde bajo el pretexto de proteger estudiantes estadounidense de medicina. Con las decapitaciones de los periodistas, el Estado Islámico no sólo ha provocado el reconocimiento occidental de sus acciones sino que ha proporcionado a Estados Unidos y sus aliados una perfecta excusa para proceder a su participación sobre el terreno.

Como se ha dicho, existe un segundo elemento clave en la participación americana. Como hemos hablado, ahora su ataque está fundamentado, pero lo más importante, es el reconocimiento por parte de los propios miembros del E.I, que existen bases de reclutamiento en occidente.

El gobierno Obama, hasta ahora se había caracterizado por una política de “pax americana”, esto significaba, para entendernos, unas participaciones muy esporádicas y una contracción hacia su interior. Eso sí, con la apertura del segundo mandato, ya se vio a la administración Obama más activa a nivel internacional que en los anteriores cuatro años. ¿Pero qué diferencia había entre Bush y él? Exacto. La existencia de un enemigo mundial. George W. Bush, realmente lo tuvo fácil a la hora de encontrarlo. Ya sea mediante los teóricos de la conspiración (organizado por la CIA) o los fieles (el Eje del mal), el enemigo fue siempre claro, AL-QAEDA. Ya fuera mediante grupos milicianos Talibanes, o auspiciados por un Dictador, el enemigo estaba allí. El pueblo americano era consciente de su existencia. Ya se había combatido contra ellos, ellos eran los enemigos de los USA, habían atacado a la Gran Manzana y debían pagar sus crímenes. La cuestión era así de sencilla. Bush, llegó vio e invadió. No tuvo otro problema, ni necesidad de que le plantearan problemas internacionales. El mundo es mío y hago lo que quiero con él.

En el otro lado de la balanza esta la administración Obama. Golpeada gravemente por la crisis y centrada en proceder a su reforma sanitaria, los asuntos exteriores quedaron en un segundo plano. Nobel de la paz, reducción de las tropas en Afganistán e Iraq, no intervención directa durante la primavera Árabe, alejamiento de Siria,   todo para mejorarla calidad de imagen de un país en constante crítica internacional.

A pesar de estas acciones, un cambio de actitud se fue filtrando y ha tenido su conclusión en la tercera intervención en Iraq. El discurso fue creciendo, especialmente en la amenaza del tono. Primero eran avisos luego sanciones hasta que ha concluido en esta intervención. Para ser exactos destacar que el E.I no era el primer enemigo que se le puso a punto de caramelo a los EE.UU.

Este realmente fue Rusia y el caso ucraniano pero, Obama y su administración fueron valientes y listos y supieron ver que una intervención en Ucrania supondría un efecto dominó que podría significar el fin de la vida tal y como la conocemos y el más que probable inicio de una Tercera Guerra Mundial. Así que des de lejos los Estados Unidos de América se dedicaron a amenazar con sanciones y palabras duras a una Rusia que mientras tanto iba recuperando el control del gas en Europa.

Finalmente llegamos a la conclusión del artículo y este no es otro que el establecimiento del E.I como el principal enemigo de Occidente. Hemos vuelto atrás en el tiempo para rememorar el inicio de la rivalidad entre Occidente y la Yihad islámica. El desarrollo de los acontecimientos futuros es difícil de prever ya que dependerá mucho de la táctica utilizada en su incursión y de las ganas de ponerse en un verdadero conflicto armado.

En definitiva, sólo queremos afirmar que todos los extremismos son malos para la convivencia pacífica. A pesar de la crítica inherente a los EE.UU, eso no quiere decir que el E.I sea una agrupación de paz. No dejan de ser unos extremistas de Al-Qaeda. En fáciles palabras unos extremistas de unos extremistas, y aunque duela hay que buscar una solución a estos extremistas. Las acciones internacionales de los Estados son muchas veces desmedidas y sin tener en cuenta a la población, pero cuando detrás de una organización proto-política existe una ideología extremista suele acabar pero, ya que la conciencia de supervivencia nacional no existe en estos grupos y sólo buscan aquello que más les interesa. Si a esto le sumas la ortodoxa interpretación de una religión obtienes a gente que mataría y moriría por una sola causa. Dios… y cuando Dios es razón y causa no existen ni cuestiones nacionales ni seguridad nacional. Sólo un fanatismo que puede conducir  a su propia destrucción mediante la destrucción de otros.

Marc Pérez Muntanyola 2014.

[1]Datos extraídos directamente de este enlace:  http://www.rpp.com.pe/2014-09-03–que-es-el-estado-islamico-y-cual-es-su-amenaza-para-occidente-noticia_722293.html

Anuncios

La Noticia del día. La ofensiva Estadounidense contra el EI

Año 1, Noticia del día 05

 

-EE UU lanza su primer ataque aéreo contra el EI cerca de Bagdad-

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/09/16/actualidad/1410827014_440615.html

 

Y al final Obama encontró a su enemigo. Con estas palabras que evocan más al cine que al mundo de la política, nos situamos ante una nueva declaración mundial de los Estados Unidos de América. El presidente Obama ya lo iba anunciando des de que fue reelegido, el papel inactivo que tuvo durante su primera legislatura iba a cambiar. Una vez “superada” la mayor parte de la crisis, había que volver a un periodo de política internacional expansiva.

 

Al igual que Bush Jr., Obama ha encontrado a en Irak a su rival, mientras Bush combatió el terror organizado de Sadam Husein, Obama ha decidido enfrentarse a la amenaza Yihadista del Estado Islámico. Esta organización es la que, en palabras americanas aterroriza al mundo occidental y democrático.

 

Pero, ¿no había empezado ya la ofensiva? Técnicamente no, ya que desde principios de agosto, la aviación americana había sido destinada a la defensa de las misiones humanitarias que ejercían en Irak, mientras que hoy y siendo la noticia del día, Obama ha decidido dar un paso adelante atacando directamente los asentamientos del Estado Islámico, recordando vagamente a la primera incursión de Bush Jr., en el terreno militar. Este inicio de hostilidades directas, ha tenido lugar al mismo momento que se conocía la unión de más de treinta países decididos a cualquier acción para parar los pies al Estado Islámico.

 

Finalmente, indicar que no sólo limita el ataque contra el Estado Islámico en Irak sino que anuncia que las medidas requeridas serán también aplicadas en Siria y por ende en cualquier estado donde el EI (Estado Islámico) tenga poder, convirtiéndose así e repente en el nuevo enemigo mundial de occidente.

 

Realmente hay que esperar para comprobar hasta donde llegan las acciones sobre terreno, pero a primera vista parece ser que nos encontramos ante otra injerencia exterior de Estados Unidos, lo único que la hace legal es la aceptación del gobierno “democrático” y legal iraquí en la actuación americana.  A pesar de las críticas hacia los Estados Unidos, cabe destacar que al parecer no nos encontramos ante un grupo terrorista yihadista clásico, sino que este “nuevo” grupo va un poco más allá, no hablamos de acciones, sino del discurso que trae detrás el EI. Siendo así, emplazamos para el lunes siguiente una nueva cita con Políticamente Correcto donde trataremos de analizar en profundidad este fenómeno en el Artículo.  

 

Marc Pérez Muntanyola 2014.

La Noticia del día 6-5-2014

-China da un giro a su política exterior en África-

 

4

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/05/05/actualidad/1399298728_553175.html

 

Tal como indicamos en el epílogo de nuestro último artículo1, China ha cambiado su enfoque en la política exterior para centrarse en África. Esta, tradicionalmente olvidada en las políticas exteriores de los países del, conocido como, primer mundo; ha alcanzado un estatus nuevo gracias a las potencias emergentes. Estas nuevas potencias, de las cuales hablaremos con más profundidad este mismo viernes, han debido buscar nuevos territorios para poder expandir su poder y su economía.

 

Una de las primeras potencias emergentes en girar su mirada hacia el continente africano fue China, que teniendo en mente los vastos recursos naturales de la región se lanzó a la compra de estos. El negocio en África es claro y fácil. Se exportan de la región sus recursos naturales a cambio de crear un mercado de productos facturados.

 

Hasta hace poco este era el único trato que el gigante asiático quería obtener. Ellos creaban un mercado internacional donde exportar sus recursos y a cambio los países africanos evolucionaban a nivel industrial y económico a cambio de sus recursos naturales. Pero, la propia evolución del panorama internacional ha variado la visión de China.

 

China ve que es necesario una mayor intervención para poder asegurar su crecimiento en los próximos años. Comprende que para mantener una zona de influencia la propia China debe obtener un papel intervencionista en esos asuntos en los cuales se vea inmiscuida. Hay que proteger la inversión realizada.

 

A pesar que muchos especialistas acusan a China de Neocolonialismo la verdad es que para el continente africano China puede convertirse en un contrapunto a Europa y Estados Unidos, que durante tanto tiempo han dejado en el olvido a África. Cabe destacar que el mayor ejemplo de esta nueva dirección exterior de la política China fue, su participación en las negociaciones para alto el fuego en el conflicto entre Sudán y Sudán del Sur, donde dejo su tradicional pasividad internacional y tomó un papel activo y fundamental en este conflicto.

 

Marc Pérez Muntanyola

 

 

 

 

El Caso de Ucrania

El caso de Ucrania. Durante las últimas semanas hemos ido viendo como el conflicto en la antigua república soviética ha ido pasando de un conflicto nacional, entre el antiguo gobierno pro ruso y la oposición más europeísta, hacia un conflicto internacional con la participación explicita de Rusia, Europa e incluso los Estados Unidos.

Como cualquier conflicto es difícil definir el inicio[1]. El germen de la revuelta estaba en el subconsciente ucraniano antes de las primeras movilizaciones. Las primeras movilizaciones empezaron el 23 de noviembre del año pasado. Dos días antes, surgió el detonante. Producido desde el mismo gobierno, cuando negó la salida del país a la antigua primera ministra (Yulia Timoshenko) para recibir trato médico. A partir de este momento empezaron las movilizaciones de los europeístas, aumentando la crueldad de las manifestaciones, hasta que el dos de diciembre se producen los primeros enfrentamientos directos, pasando las protestas a convertirse en una amenaza de revuelta popular. Hasta el día doce del mismo mes no hubo voces internacionales que alertaran del naciente conflicto pidiendo moderación al gobierno de Ucrania. Las amenazas hacia el gobierno no se hacen esperar con el aumento de la represión. El gobierno en vez de atender a las amenazas aumento la represión a las movilizaciones.

En medio de este conflicto popular, en los altos despachos se produce una negociación entre la UE y Ucrania para la firma de un acuerdo de colaboración. En contra de la voluntad popular, el presidente Yanukóvich firmó una rebaja del precio gas con Rusia, ignorando las negociaciones con la UE.

El 22 de diciembre del 2013 la oposición ucraniana decide unirse bajo la Unión Popular Maidan. Sus principales intenciones como organización son las de la creación de una nueva constitución para Ucrania que haga creer que ellos son los motores del país, la creación de un plan de acción para Ucrania. Participar y proteger las elecciones presidenciales ucranianas del 2015, desarrollarse como un grupo nacional expandiéndose por las 20 regiones del país o una estrategia de desarrollo para el 2015.

A partir des de ese momento se relajan las tensiones hasta que el día 19 de enero ya del 2014 la violencia vuelve a las calles en contra de una ley que quiere limitar el derecho de manifestación. A partir de ese momento es cuando el conflicto llega a sus máximos de violencia produciéndose las primeras muertes y se contabilizan alrededor de 300 heridos. Las negociaciones entre la oposición y el gobierno acaban sin llegar a ningún acuerdo. La oposición rechaza la oferta del primer ministro tratando de incluir en el gobierno a dos líderes de la oposición. 28 de enero del año 2014, el gobierno en pleno presenta la dimisión ante su presidente que cada vez se encuentra más aislado. Antes de eso y para lograr salvar su posición trató de dar marcha atrás a las políticas represivas que no obtuvieron el resultado esperado.

El  conflicto se reanudo con nuevos enfrentamientos después de 15 días de calma. El 19 de febrero Yanukóvich presenta un alto el fuego y quiere reemprender las negociaciones. La tregua dura poco y el día siguiente se convierte en la jornada más oscura del conflicto con hasta 26 muertos. En medio del caos, la Unión Europea anuncia mesuras sancionadoras para presionar al gobierno que detenga el uso de la violencia.

Finalmente el 21 de enero, Yanukovich y la oposición acuerdan un gobierno de unión, pero el ala radical de la oposición se opone a este acuerdo. El presidente huye hacia las regiones pro rusas al este del país donde aún mantiene cierto apoyo. Esta situación deja a la oposición con el poder del país y convocando elecciones para el 25 de mayo.  El nuevo gobierno pone en busca y captura al antiguo presidente y nombra por clamor popular a Arseni Yatseniuk.

Hasta aquí el conflicto no dejaba de ser una revuelta popular con los actores internacionales ejerciendo de mediadores pero sin entrar en escena pero con el caos producido por la marcha del presidente Rusia entro directamente en escena con el envío de tropas rusas a la frontera con Ucrania.

Este es el momento donde nos encontramos durante la última semana i media. En este punto existió un asalto de tropas pro Rusia al parlamento autónomo de Crimea y lo explicado esta semana en las noticias del día[2]. Haciendo un resumen de ellas vemos que Rusia ha enviado tropas directamente a la región de Crimea, pudiendo ser considerado como un ataque directo hacia la soberanía ucraniana. En esto ucrania respondió alertando a su ejército, así como se inició la vía diplomática con la entrada en escena de Estados Unidos y con la presión de la Unión Europea. En esto Rusia relajó un poco su posicionamiento beligerante y se calmaron un poco las cosas.

Podemos ver serie de acciones interesantes de analizar. Primero de todo. La pasividad internacional durante las movilizaciones. Es sabido que dentro de un conflicto nacional la acción internacional es complicada debido a la necesidad del consentimiento de los participantes del conflicto y aún con el consentimiento sería necesaria la aprobación por parte del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas del cual forma parte Rusia y como miembro con derecho a veto. El nombre de Rusia ha sido clave durante todo el conflicto.

El papel de Rusia. Realmente Rusia, como concepto, es el causante del conflicto. Como hemos visto el conflicto es una lucha entre el gobierno pro ruso contra la oposición europeísta. Tal como indican en un artículo de Foreign Affairs[3], Ucrania no puede vivir sin Rusia, ya que depende económicamente de su comercio y energéticamente de su gas.

Así que realmente el conflicto que estamos viviendo estos días es realmente un conflicto de intereses. Un conflicto de intereses rusos, un conflicto de intereses europeos y en menor medida un conflicto de intereses estadounidenses. A nivel general, nos encontramos en una situación de estratégica post soviética. Ucrania como antigua república exsoviética entra dentro de la zona de influencia de Rusia y esto la enmarca en una situación de posible injerencia, si sus políticas se alejan de la voluntad de la antigua súper potencia. La caída del muro, la conformación de la Unión Europea como actor internacional y la política de ampliación hacia el este iniciado en el 2004 ha provocado la aparición de nuevas oportunidades para los antiguos países satélites de la Unión.

Pero hay que remarcar que el papel de la Unión Europea no es el de crear un muro con Rusia, sino el de crear una zona económico-política unida así que el papel de Europa debe ser el de buscar la cooperación entre todos los actores del conflicto. Finalmente el papel de Estados Unido no tiene demasiado secreto. Ha cumplido un papel diplomático entre Ucrania y Rusia. Su intención no es la de enfrentarse a Rusia directamente pero una debilitación de un rival potencial le beneficia claramente, optando por la vía diplomática haciendo de juez internacional, obviando a las NN.UU.

En definitiva, nos encontramos en un conflicto con 4 actores donde el principal involucrado, Ucrania, tiene poco que decir. Vemos una potencia con intereses directos y con gran influencia dentro del país, una potencia económico social como Europa que se ha visto involucrada dentro del conflicto como la gran esperanza ucraniana para alejarse de la influencia rusa y finalmente un juez internacional que ha actuado como diplomático entre los principales afectados.

Finalmente, quiero exponer lo necesario para crear un escenario de “victoria para todos” un “Win-win solution”. Expuesto también por Sachs en su artículo. Este escenario donde nadie resulte perdedor exigirá que las potencias occidentales como la U.E y los Estados Unidos ejerzan una política cooperativa con Rusia y para Rusia con una visión a largo termino. Por su parte Rusia debe actuar de forma totalmente contraria a su actuación actual y devolver la soberanía de Crimea a Ucrania, a cambio de esto las potencias occidentales deben asegurarse esa cooperación económica necesaria. Esta cooperación comprometerá una relación más cercana entre la Unión Europea y Rusia. Finalmente todos los actores involucrados deben tener respeto hacia el nuevo gobierno ucraniano respetando su soberanía y conociendo los intereses económicos rusos en la zona.

 

Marc Pérez Muntanyola

 


[2] La noticia del día 3-3-2014 y La noticia del día 6-3-2014 disponibles en   http://perezmuntanyolamarc.wordpress.com/

[3] Sachs, J., “A new Post-Soviet Playbook: Why the West Should Tread Carefully in Ukraine” en Foreign Affairs, 4 de marzo del 2014.  http://www.foreignaffairs.com/articles/140999/jeffrey-sachs/a-new-post-soviet-playbook

La Noticia del día 3-3-2014 (Nueva Sección)

A partir de hoy trataré de traerles  la noticia del día, básicamente aquella que yo considero como “la noticia del día”. En esta categorización, no veremos en ningún caso noticias alejadas del tema principal del blog, sino que será una forma de seguir la actualidad política, nacional e internacional de una forma más cercana y, tratando de sumar a la propia noticia un pequeño análisis de la misma, sin ser una repetición de lo que se expone en la noticia extraída del propio diario.

Así que nuestra primera noticia del día es la de hoy día 3 de marzo del 2014. Esta está extraída del diario el País, pero es una de las noticias de cabecera de los grandes diarios españoles en el día de hoy.

– Ucrania califica la presencia rusa en Crimea de “declaración de guerra”-

http://internacional.elpais.com/internacional/2014/03/02/actualidad/1393756822_119738.html

Esta para mí es la considerada noticia del día. Ucrania se toma la injerencia militar de Rusia en un territorio nacional ucraniano como una amenaza de guerra y moviliza a su ejército. Cabe destacar que aparte de violar la carta de las Naciones Unidas con la injerencia en territorio ajeno al suyo Rusia también está violando un tratado internacional firmado con la propia Ucrania, Reino Unido y los Estado Unidos.

De momento, hay que seguir la evolución de los acontecimientos, no hay nada seguro, pero hay que garantizar que no habrá represalias militares contra Rusia. La antigua Superpotencia, como ya pasó antiguamente con Osetia del Sur, seguirá ejerciendo su poder e influencia en las zonas de la antigua Unión Soviética sin miedo a nada, debido a su durmiente arsenal nuclear. Lo que la hace la noticia del día es que a pesar de su pérdida de poder económico y militar, las cosas a nivel internacional siguen siendo muy parecidas que en la época de los bloques y sus áreas de influencia.

Marc Pérez Muntanyola